Chupito de amor en el referéndum

Ya estábamos desde el 1982 pero los encantos de Felipe hicieron que un 12 de marzo de 1986 España dijera que si a la OTAN “bajo tres condiciones atenuantes: la no incorporación a la estructura militar, la prohibición de instalar, almacenar o introducir armas nucleares y la reducción de las bases militares norteamericanas en España.”

Gano el SI y todo en aquella izquierda empezó a cambiar para siempre.

Y de aquellas tres condiciones atenuantes ninguna se ha cumplido, es mas, José María reforzó las tres. 

La preponderancia entre nosotros del discurso ético-filosófico de la política no tiene quizá otra explicación que la miseria del propio discurso elaborado por los políticos. Incluso cuando se muestran hábiles en el manejo de las situaciones nuestros primeros políticos brillan por la carencia de eso que Azaña definió como un pensamiento central que organice el ejercicio del poder. De ahí que al vaciarse de su anterior discurso ideológico transmitan una sensación de pragmatismo a veces errático y en ocasiones determinado por fuerzas incontrolables a las que someten sus más íntimas convicciones. Penuria de ideas y torpeza de expresión -por seguir con Azaña- es lo que caracteriza el lenguaje de los dirigentes políticos españoles.De ambas cosas andan sobrados filósofos y moralistas. Así que han decidido ocupar un terreno tan gentilmente cedido por quienes creen que la palabra no es ya -sólo la imagen- una fuerza política. La estrategia de los profesores de ética ha consistido en hablar como si la realidad del poder careciese de materialidad, como si se tratase de una representación, y en sustituir luego el análisis de lo concreto histórico-material por una invocación a los valores morales. Erigidos en poseedores de la razón y maestros de la ética, están en condiciones de dominar la historia y administrar consejos para su mejor conducción. Fuente:  Ética y neutralidad, SANTOS JULIÁ 12 MAR 1986

Esa noche pusieron en Metrópolis  German Coppini & Nacho Cano, supuestamente lo blanco y lo negro en el panorama musical de la época y sus políticas musicales.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s